Avance

Michel Houellebecq

Trump: un buen presidente

Sinceramente, tengo un gran aprecio por el pueblo estadounidense. Conocí en Estados Unidos a mucha gente adorable, y me produce empatía la vergüenza que sienten muchos estadounidenses (y no sólo “intelectuales neoyorquinos”) por ser gobernados por un payaso tan lamentable.

Sin embargo, necesito pedirles (y sé que para los estadounidenses no es fácil) que consideren por un instante las cosas desde un punto de vista no estadounidense. No quiero decir “desde un punto de vista francés”, eso sería pedir demasiado; digamos, desde el punto de vista del resto del mundo.